Soy muy sentimental y muy terco a la vez

Soy muy sentimental y muy terco a la vez


Soy muy sentimental y muy terco a la vez. No puedes venir con cuentos a quién sabe de historias; no puedes destrozar a quién ya está hecho pedazos; pero ten cuidado… quién ha sido destruido, sabe como destruir.