Querida hija

Querida hija


Querida hija: Tengo un cofre  que contiene un Tesoro,  un Tesoro que no se puede comparar  con ningún otro. mía. Que con gran Amor creciste en mis brazos, me diste tu primera  sonrisa, me llamas mamá y me entregas Amor  sin esperar nada a cambio.