Hay que ser como un cactus

Hay que ser como un cactus


Hay que ser como un cactus. “En la vida hay que ser como el Cactus, adaptarse a cualquier clima y circunstancias por más duras que sean y aún así no olvidarse de florecer”. Adaptarnos a los cambios es difícil pero es la mejor manera de sobrellevarlos, remontar y salir a flote de nuevo.