Era un príncipe tan pero tan feo

Era un príncipe tan pero tan feo


Era un príncipe tan pero tan feo, que Cenicienta regresó a las 10:30